ISIS Mis primeras experiencias como Domme

Cuarta sesión , con sumiso látexsun parte II

Este relato y los sucesivos de esta saga son escritos por ellos ; los sumisos, aunque este relato es atípico . Intervendrá partes de un Dom y con partes mías que irán en paréntesis para diferenciarlos. Son tres puntos de vista en uno.

(Señor V : Allí estábamos los 3, cada uno centrado en lo suyo cuando me pareció escuchar ruido de personas que se acercaban, fui a comprobar y ví que una familia subía en nuestra dirección y no teníamos mucho tiempo para disimular la escena. Me di la vuelta y dije, vienen personas hay que taparlo rápidamente. Sacamos una manta que siempre llevamos para nuestras sesiones, una manta a la que el tengo un cariño espacial, cuantas veces he estado con ella tumbados los dos bajo la sombra de un árbol después de nuestras sesiones, tapamos como pudimos al sumiso en la misma posición en la que estaba, recogimos y guardamos rápidamente, plugs, consoladores, cuerdas, pinzas etc. Por último, nos sentamos cada uno a un lado de él. En ese momento, apareció la familia.)

Aunque la señora metía la mano por debajo y jugaba con mis huevos, me pellizcaba y me intentaba incomodar. Al parecer no solo nosotros estábamos a gusto con la situación, sino que la visita les daba igual , se sentaron justo al lado sin prisas y a sus anchas como si nada hubiera alrededor. Yo no sé los minutos que pasaron parece ser que bastantes pero yo estaba disfrutando allí a la merced de los señores, inmovilizado, con el culo lleno y mi polla enjaulada y todas estas sensaciones me habían trasladado al espacio BDSM.
Buag que sensaciones de las que te enganchan aun más a esto , de las que te reconfortan y te dicen: Sí, eres sumiso y amas el bdsm . Sí, pero si lo habías olvidado.

(Isis: yo me puse el vestido antes de que llegaran , estaba bien pero había una menor en esa familia eso sí parecía que tenía más de 14 y eso me incomodaba y decía porque no se van, es que los mayores no ven algo raro …ejemplo un bulto debajo de la manta . Aunque ya estaba todo tapado recogido, metí la mano para quitar las pinzas ya que eran pequeñitas de esas de escritorio y no quería que se le quedase marca ya que llevábamos rato y no se iban. Al meter la mano con cuidado que no se viese ni se apreciase nada abrí y quité pinzas aunque yo no soy de abrirlas para quitarlas, pero esta vez no quería que se escuchase algo o alguien quejarse. Acto seguido en la zona donde estaban puestas y al no poder ver cómo estaba la piel decidí masajear y ya que estábamos esperando hacer algo constructivo y bien para el sumiso. Eso sí no me pude resistir a tocar y estirar un poco de los huevos y que el sumiso viese que todo estaba bien y que solo estábamos esperando a que se fueran)

( Señor V : La vista debió ser de lo más peculiar. Un hombre y una mujer sospechosamente sentados al lado de un bulto que tenía pies desnudos que sobresalían. Ellos nos miraron y pensé, seguirán su camino y ya está. No podía estar más equivocado, tal vez el sitio o nuestra compañía les convenció. Decidieron sentarse a pocos metros de nosotros y allí permanecieron durante un buen rato. Me llamó la atención que Isis metía su mano por debajo de la manta y hacía algo con latexsum, no perdía oportunidad de seguir con sus juegos, ¿qué le estaría haciendo? No sé cuánto tiempo fue, pero sin duda, más de media hora. Allí estábamos los tres “Bulto con patas”, Isis y yo. Pensaba continuamente, con el miedo que tenía el sumiso a que pasara gente, pues hoy habíamos tenido acompañantes muy cerca y durante un largo rato Después de un tiempo, que se hizo lentísimo, la familia se marchó y pudimos seguir con nuestros teje manejes. Reconozco la gran presteza de nuestro sumiso, no se quejó en ningún momento y permaneció en silencio pese a que la postura no debía ser para nada cómoda puesto que todo el peso de su cuerpo recaía sobre sus brazos que estaban en posición no natural. Me quito el sombrero ante él.)

Una vez se fueron los visitantes lo primero que hicieron los señores es preguntar cómo estaba y revisar mi estado. Yo estaba genial, estaba en mi salsa aunque con alguna molestia por la postura en las manos y brazos que las tenia algo acorchadas, pero bueno lo mejor estaba por llegar.
Me colocaron la mordaza de nuevo y proseguimos con todo. La señora había preparado uno supositorios con jengibre y estaba deseando de usarlos. Así lo hizo aunque como bien dijo ella le falto picante pero si que me gustaron las sensaciones que tenia cuando los introducía en mi ano, una sensación de frio calor cuando se derretían y chorreaba por mi ano sin yo poder retener el liquido.

(Isis: El día anterior estuve haciendo unas especies de balas pero no me salieron muy bien la verdad y ni tenia moldes tampoco, las hice de jengibre y un poco de wassabi . Era la primera vez que las hacía . También sabia que él no lo había probado nunca , quise que probase cosas y que por ello la sesión a pesar de ser cortita fuese intensa y que no se le olvidase o eso pretendía. Aparte debía hacer prácticas donde no se quedasen marcas ningunas ni siquiera pasajeras. Lo hice como una especie de masa y las metí en un guante, até en las zonas de los dedos para que salieran balas y al congelador.
Estaba el ahí en pompa con el culo al aire cogí la bala aunque esperaba que estuviese más descongelada por el tiempo perdido no estaba tanto , aunque al metérselos por el ojete se desmoronaba e hice un esfuerzo para que estuviera todo dentro de él . El culo al segundo empezó a chorrear gotas , le pregunté y me di cuenta que mal no lo pasaba y que eran flojos . Por supuesto no hice solo uno , así que decidir ponerle los dos que quedaban todavía en condiciones .A llenar el culo, pero esta vez para que no se le saliera el liquido y fuese más fuerte el efecto le coloque su cola de perro , pero la del plug pequeño ya que trajo dos una de 3,5 centímetros y otra de 6 centímetros o así la escogimos y él se la compró.)

Mientras yo experimentaba estas sensaciones los señores comenzaron a jugar y la señora empezó a desnudarse. Menudo cuerpazo y allí delante mía me coloco su sujetador en mi cara para que lo viera, pero yo no podía mover ni un musculo de mi cuerpo. ( Isis : como no veía no podía saber que anteriormente ya estaba desnuda). Los señores empezaron a tocarse y el Señor V a jugar con la señora Isis y yo allí cumpliendo otra de mis fantasías , siendo un objeto inmovilizado, pero participe de la escena.

(Señor V: En un momento dado, ella había acercado su cara a la de él. Me imaginó que quería sentirlo bien cerca. Yo estaba detrás de ella y en un momento pensé, este es también mi día de disfrute. Me acerqué a ella y palpé su cuerpo y su culo. Sentía una fuerte excitación y sabía que él se daría cuenta de lo que iba a suceder justo a pocos centímetros de su cara. Bajé los pantalones de Isis y comprobé lo mojada que estaba, en serio, chorreaba como una cascada. Así que saqué mi pene de mi pantalón, me puse un condón y le introduje mi polla dentro de ella, al principio lentamente y después enérgicamente. Podía sentirla y verla jadear sobre la cara de latexsum. De vez en cuando se me pasaba por la mente ¿que estará pensando ella en ese momento?, ¿Cómo se estará sintiendo él en esta situación? Pero, sobre todo, estaba disfrutando su coño, caliente y mojado, para que vamos a negarlo, ¡me gusta pasarlo a lo grande! Podía observar sus gemidos directamente sobre la cara de latexsum)


Continuara …

Sé el primero en comentar