ISIS Mis primeras experiencias como Domme

Mi perrito : Segunda Sesión con Isis parte V

Tercera sesión y experiencia real como Domme.

Este relato y los sucesivos de esta saga son escritos por ellos ; los sumisos y con partes mías que irán en paréntesis para diferenciarlos.

Comenzó retirando las pinzas de mis pezones, cuando las abrió volvió a agudizarse el dolor, pero nada mas quitarlas, acariciaba suavemente mis pezones, para después lamer-los esto relajaba esa sensación y me mantenía en un alto nivel de excitación ( Isis: después de retirar las pinzas y llevar un buen rato puestas , ante todo y por mi hay que activar circulación y mas si es una zona determinada o concreta de carne), retiró después el resto de pinzas de mi cuerpo lo cual dejo en mi abdomen un bonito dibujo en forma de cremallera también quito el antifaz de mis ojos, tras esto comenzó a masturbarme ( Isis: Ante tanto dolor , tendría su parte de disfrute y claro el mio también. Pasé mi mano sobre la polla a pesar del sufrimiento sufrido estaba totalmente erecta . La acariciaba arriba y abajo, tocaba y estrujaba los huevos. Mi lengua recorrió cada parte de su miembro como piruleta de vez en cuando le miraba su rostro , ver como disfrutaba de la situación. Mi mano apretaba fuerte su miembro notando como mantenía esa tensión que parecía que iba a explotar y donde no llegaba. Aunque ejem ejem no tardo mucho en ello.) esto sumado a poder verla, admirar su cuerpo completamente desnudo lo convertía en un momento de placer absoluto, pero justo antes de que llegase a mi limite, se detenía, y comenzaba de nuevo.

Mi mente pronto empezó a perderse entre tanta excitación, “ahora mismo mientras escribo esto aun se me acelera la respiración y aumentan mis pulsaciones, rememorando ese momento”, al menos seis veces me llevo al borde deteniéndose en el momento exacto para evitar que me corriese yo solo podía jadear y retorcerme por la excitación hasta que finalmente me corrí.

-¿Acaso te he dado permiso para correrte?- Me preguntó la Señora Isis de inmediato, -No señora Isis, pero tampoco me lo había prohibido- traté de excusarme -Siempre debes pedir permiso, es una norma básica, ahora tendrás prohibido lavarte, y dormirás en el suelo a mi lado, como el perrito que eres- dijo mientras me restregaba mi propio semen por el cuerpo ( Isis: me sentí un poco como si hubiera perdido respeto ante él, no debía decir nada o recordar las normas básicas de un sumiso de mí sumiso en ese momento. El lo sabía de otra veces, sabe que es mio y todo lo que haga o pase debe pedirme permiso o decírmelo,no era nuevo ya habíamos estado juntos otras veces ya me conocía y sabe lo que pido y exijo. Por ello deje lo que hizo en su cuerpo , semen pegajoso por todo el y no poder quitárselo ya que tenía pensado que desayunase así guarro , cerdo ante su familia y gente esperando con suerte oliese también) , retiró el vibrador de mi culito.

Me levante de la cama y puso una sabana para que no durmiese sobre el frio suelo, le pedí permiso para ir al aseo, pero me lo denegó, así que nos acostamos, ella me acariciaba desde la cama ( Isis: preciosa estampa tenerle ahi abajo , acurrucado, bajo mis pies. Tocarle y acariciarle su pelo su cuerpo. Pero la verdad me hubiera encantado tenerle en mis brazos , junto a mí. Como es habitual en mi tenía somnolencia no conseguía dormir a parte de la excitación de todo, de haber madrugado y trabajado en el día, de ser muy tarde ya eran las 5:30 de la madrugada o tal vez más), realmente me sentía protegido y querido como una mascota, me dijo que en la mañana debía bajar a desayunar, con mis padres y conocidos, pero eso si sin lavarme, para que pudiesen oler, lo cerdo que soy, en ese momento se me paso por la cabeza que quizás no hiciese ni falta, ya que en la habitación de al lado se hospedaba gente que me conocían y tal vez hubiesen escuchado bastante.

Hablamos un rato, mientras me acariciaba desde la cama y trataba de dormirme, pero las ganas de mear no me dejaban dormir y ella ya me había negado ir al baño por tanto no me quedaba de otra que aguantarme y tratar de dormirme, pero era misión imposible, tras un rato la Señora Isis me dijo que ya era hora de dejar la charla y dormirme para madrugar y bajar a desayunar en la mañana, y le confesé que me costaría mucho dormirme si me estaba meando, recapacito un momento y me dio la razón por lo tanto me permitió ir al baño ( Isis: recapacite !!!, POR DIOS!!!!!!!!! , ni que tuviese dándole razón NO, NO, NO…!!!! Solo era que dentro de un rato en la mañana le quería fresco y bien, no un trapo por no dormir. Ya que yo siempre madrugo y había que aprovechar el máximo tiempo posible del que disponíamos y no desperdiciarlo) , eso si, nada de cerrar la puerta del baño, aproveche para hacer todas mis necesidades ( Isis: eso tampoco me pidió , solo pidió mear y encima de entero aquí ) y volví a acostarme, en breves estaba dormido.

Salvo despertarme una o dos veces para cambiar la postura, dormí bastante bien, cuando abrí los ojos, me quedé hay admirando el bello cuerpo de la Señora Isis, realmente no necesitaba mucho mas, era feliz tan solo de poder compartir habitación con ella después de tanto tiempo, me quedé ensimismado hasta que ella se despertó, volvió a acaríciame y acariciar mi barba desde la cama, por mi el tiempo podría haberse detenido ahí, ya que estaba completamente feliz solo de disfrutar ese pequeño momento ( Isis: como me excitan las barbas, pero claro no a todos le sientan bien a mi perrito sí )-¿No piensas bajar a desayunar?-

-Si voy a bajar ya- asentí mientras me levantaba -Recuerda que no puedes lavarte antes de bajar-, -Si Señora Isis, lo recuerdo- Mientras me vestía ella parecía dormirse de nuevo, apenas habríamos dormido unas horas, por lo que era muy normal que aun estuviese cansada, me peine, cogí las cosas y me baje a desayunar, no sin antes volver a echarle un vistazo mientras dormía, estaba tan tranquila que casi parecía una persona distinta a la persona de la sesión.

Pasé por la habitación de mis padres, pero ya no estaban allí, seguramente ya habían bajado al comedor, efectivamente, cuando baje allí estaban me senté con ellos y un par de personas mas que allí se encontraban, deje mis cosas, y fui con mi madre a buscar que desayunar, mientras recorríamos el comedor del hotel, mi madre me fue preguntando como había ido la noche, y porque no había bajado a desayunar la chica con la que había quedado conmigo.

Le comente que la noche había ido genial y que ahora estaba ella durmiendo, que luego desayunaría (aunque realmente no desayunó) me preguntó también si al final iba a irme con ellos o solo había bajado a desayunar, le dije que solo había bajado a desayunar, volvimos a la mesa, tras la “discreta” charla con mi madre por el comedor del hotel, mi padre en la mesa también me preguntó que si me iba a ir con ellos, que como había bajado solo pensaba que la chica quizás ya se había ido, le aclaré que no se había ido y que no iría con ellos, a lo que me respondió que si pensaba cenar con ellos o no y si mañana iría o no con ellos, le respondí que no me esperara, si aparecía bien, pero sino que no me buscasen tampoco.( Isis : madre y si e pasa algo en mis manos, nadie le buscaría en unos días. Norma básica de un sumiso , cuidado y seguridad seas hombre o mujer decir de vez en cuando a alguien que estas bien y sobre todo si va a ser varios días desaparecido con alguien. Pensareis si ya os conocéis y os habéis visto mas veces. Pero la realidad conocernos de internet; eso sí años, y de vernos esta era la tercera vez y una de ellas fue de paso unas horas. Puedo ser una psicópata……ehhh que NO LO SOY!!, solo que podría ser. Ahí esta vivo y coleando .)

Terminamos de desayunar y nos despedimos, lo último que me dijo mi madre fue, el sábado te quiero a las 9:00 en el autobús que es cuando nos vamos, hasta entonces haz lo que te de la gana, ellos se fueron a su excursión en autobús y yo me dirigí a subir de nuevo a la habitación, aal pasar por delante de los aseos del hotel decidí hacer allí mis necesidades para no molestar a la Señora Isis si aun seguía dormida, una vez acabe subí a la habitación. (Isis : jajaja si si para no despertarme , era seguridad de que podrías ir al servicio y estar limpio de caca).

Cuando llegué …


continuara …

Sé el primero en comentar